Miguel Vigil

Miguel Vigil nace y crece, poco, en Madrid. Tras comprobar que no le gusta estudiar ni trabajar, decide hacerse artista. Duda entre hacerse actor, humorista, cantante, guitarrista, compositor, escritor… y al final, decide ser un poco de todo. Él mismo afirma que no sabe si es polifacético o disperso.

Músico

Tras una carrera, más bien paseo, en solitario, en 1989 funda el grupo cómico musical Académica Palanca, con el que ha trabajado en teatros, radios y televisiones. Desde la disolución definitiva del grupo, en 2010, retoma su carrera en solitario.

Discografía:

  • Y yo sin estos pelos (2020) - Autoeditado
  • No soy solo una cara bonita (2013) - Autoeditado
  • ObseXión (2008) Académica Palanca (agotado)
  • Todas sus grabaciones (1999) Académica Palanca (Discos Ventura)
  • El misterio de las voces vulgares (1995) Académica Palanca(Don Lucena Discos) (agotado)
  • Académica Palanca (1992) CBS Sony
  • Prefiero la ciudad (1989) - Autoeditado
Todos sus discos

Escúchalo en Spotify

O echa un ojo a sus videoclips y actuaciones en directo

Previous Next

Escritor

Aunque su faceta como escritor se desarrolla en su madurez, desde muy joven ha escrito canciones, monólogos, sketches para radio, televisión y teatro, que le han proporcionado una sólida base para sus relatos breves y novelas. Tampoco en esta faceta ha conseguido obtener los beneficios que pretendía, aunque no desespera y sigue intentándolo.
Todos sus libros

Actor

Empezó como actor por pura casualidad. Viendo que el trabajo de músico le dejaba mucho tiempo libre, decidió invertir parte de ese tiempo en algo que no había hecho nunca: ganar dinero. Se equivocó de nuevo, pero descubrió otra faceta artística que le entusiasmaba.

Comenzó haciendo pequeñas colaboraciones en cortometrajes de gente conocida, conocida por él, naturalmente. Y fiel a sus principios, ha seguido haciendo pequeñas colaboraciones desde entonces.

Académica Palanca

Académica Palanca nace en 1989, por pura necesidad. Me explico: Miguel Vigil, Antonio Sánchez y Javier Batanero eran cantautores, y pretendían hacer un espectáculo más que un recital de canciones. Se unieron con la idea de hacer humor a través de la música. Escogieron un nombre extraño, que les proporcionó don Miguel de Unamuno:

Salamanca, Salamanca,
renaciente maravilla,
académica palanca
de mi visión de Castilla

Los tres tenían un pasado que intentaron ocultar sin éxito:

  • Antonio Sánchez había sido guitarrista de Joaquín Sabina y de Javier Krahe, componiendo algunas músicas notables para ellos, como: Pongamos que hablo de Madrid y ¡Ole tus tetas!, entre otras.
  • Javier Batanero era el eterno aspirante a ídolo de masas cuya carrera siempre se torcía en el último momento.
  • Miguel Vigil había probado suerte como pivot profesional y actor porno, pero en ninguna de esas facetas daba la talla.

Su primera actuación fue en Octubre de 1989, en el mítico local de copas de la movida madrileña Elígeme, en el barrio de Malasaña. Tras un periodo de ajustes y consolidación de repertorio, consiguieron aumentar exponencialmente su público, logrando metas impensables, como llenar los lunes y martes la cafetería del teatro María Guerrero, hoy convertida en sala Princesa. A una de esas actuaciones acudió Chicho Ibáñez Serrador y les fichó para una nueva temporada del concurso Un, dos, tres… responda otra vez. A partir de ahí sus bolos y sus ingresos se multiplicaron a la enésima potencia.

Diez años después, siendo ya más ricos que Bill Gates, Javier Batanero decide marcharse del grupo y seguir su camino en solitario. Antonio y Miguel fichan en su lugar a Pirata. En 2003 Antonio Sánchez, aunque nunca dijo que quisiera cambiar de vida, se va al otro mundo. Miguel Vigil cumple los contratos firmados con la ayuda de Pirata y de un nuevo fichaje: Mariano 1.85. Fueron felices durante siete años, pero la crisis del 2008 hizo que el trabajo disminuyera de tal forma que entre un bolo y otro vieron crecer a los hijos, irse de beca Erasmus, y volver de Amsterdam diciendo que habían fumado marihuana. Mariano decide retirarse a una isla perdida y Miguel derrocha su inmensa fortuna en poner en escena las obras de teatro que escribe y en publicar sus libros de relatos.

Durante su periodo de apogeo, la crítica acusó a Académica Palanca de hacer humor inteligente, pero los miembros del grupo salieron absueltos por falta de pruebas. Tiempo después, Miguel confesó en el programa Las miserias de los millonarios: «La crítica tiene razón, es verdad que hacemos humor inteligente, pero no mucho, si fuera demasiado inteligente ni nosotros mismos lo entenderíamos».

Discografía:

  • Obsexión (2009)
  • Todas sus grabaciones (2001)
  • El misterio de las voces vulgares (1995)
  • Académica Palanca (1992)